Tips de Maquillaje

Menu

Elige el rubor según tu tono de piel

1.- Elige un tipo de rubor.

Los rubores en polvo y en gel son los más adecuados para la piel grasa; los rubores en crema son mejores para la piel de normal a seca. Elijas el tipo de rubor que elijas, el tono debe ser similar al color que adquieren tus mejillas de forma natural cuando te sonrojas.

rubores

  • Elige el tono que mejor resalte tus rasgos faciales sin destacar demasiado. El rojo vivo puede funcionar muy bien con la piel pálida, pero suele ser una mala elección para la piel bronceada.
  • Si tienes la piel pálida, prueba con un color rosa claro, o incluso un tono tostado y después un toque rosado.
  • Dependiendo de tu tono de piel, necesitarás un color más o oscuro o más claro. Si tienes la piel oscura necesitarás un tono más claro, pero si tienes la piel clara puede que necesites un tono tostado o dorado más natural.
  • Es aconsejable cerrar el puño con fuerza durante unos diez segundos para elegir el tono adecuado tomando como referencia el color que adquieran los dedos.

2.- Compra brochas de calidad para aplicar el rubor.

La mejor elección será una brocha diseñada específicamente para aplicar el rubor; nunca utilices una brocha pequeña y barata. Si utilizas una brocha barata, el resultado será poco favorecedor. Evita las alternativas provisionales como los discos de algodón o las borlas para aplicar polvos compactos, ya que no conseguirás distribuir bien el pigmento del rubor.

bochas_maquillaje

3.- Utiliza una buena iluminación para aplicarte el rubor.

Considera la posibilidad de invertir en un espejo iluminado de maquillaje que acentúe tus rasgos y te ayude a ver con claridad el resultado. Prepárate antes de maquillarte lavándote la cara, los dientes y aplicándote base de maquillaje, corrector y el bronceador que suelas utilizar.

TIPS PARA APLICARTE RUBOR

  • El rubor resalta las áreas enrojecidas de la piel irritada y los granos, incluso cuando se aplica sobre una base de maquillaje y corrector, lo cual podría empeorar el aspecto del rostro. Si tienes rojeces o granos, abstente de utilizar rubor y cualquier otro producto en polvo o en crema hasta que la piel se calme; lávate la cara con un jabón adecuado y aplícate hidratante por la mañana y por la noche. No te obsesiones por conseguir un aspecto perfecto mientras tu piel se recupera.
  • Utiliza un tono de rubor acorde a tu color de piel y de pelo.
    • Si eres rubia o pelirroja con piel de tono aceitunado, utiliza rubor anaranjado (melocotón).
    • Si eres morena o castaña con piel clara, utiliza rubor en polvo de tonos pastel.
    • Si tienes la piel muy pálida, utiliza rubor de color salmón, rosa o coral.
    • Si tienes el pelo muy rubio o de un color rojizo intenso con la piel radiante, utiliza rubor de tono tostado o melocotón.
    • Si tienes la piel oscura o muy oscura, utiliza rubor de color ciruela, fucsia o chocolate.

1734-coloretes-jpg

  • Para crear un efecto de pómulos marcados para pasarela, los maquilladores profesionales utilizan una técnica de tres pasos. Además de aplicar rubor sobre los pómulos, aplican iluminador por encima y resaltan el contorno inferior. Esta técnica se basa en las leyes de la luz y la sombra, y ayuda a resaltar la estructura de los pómulos.
  • Juega un poco con el rubor. Podrás averiguar en qué zonas del rostro te gusta aplicar más color después de maquillarte unas cuantas veces. Siempre podrás desmaquillarte cuando el resultado no te guste.
  • Utiliza una brocha grande y de calidad.
  • Si tienes confianza en ti misma, podrás elegir el rubor que más te guste y aplicártelo como quieras. Diviértete y exprésate libremente.
  • Asegúrate de que el rubor y la barra de labios tengan colores de la misma gama. Esto quiere decir que incluso cuando utilices un color claro para los labios y otro más intenso para las mejillas (o viceversa), debes combinar tonos corales con corales, rosados con rosados, etc.
  • Coge una barra de labios roja o rosa que combine con tu color de piel y aplícatela sobre las mejillas. Asegúrate de que no sea demasiado grasa antes de aplicártela.

 

Categorias:   Belleza, DIY, Paso a paso